Actualidad

21
sep

En otoño también se consumen hortalizas frescas

hortalizas frescas

Otoño es una época de transición en la que pasamos de los duros días de calor a días más frescos. Nos preparamos para el invierno y nuestros platos pasan a ser más elaborados, siendo la mayoría de cuchara. Aun así, debemos seguir cuidando nuestra alimentación y qué mejor manera que aprovecharnos de las hortalizas frescas que nos ofrece esta preciosa época del año.

En CINATUR somos distribuidores de hortalizas de calidad y hoy queremos brindarle homenaje al calabacín, una verdura utilizada mucho en la dieta mediterránea y que presenta múltiples propiedades beneficiosas.

El calabacín está compuesto en su mayoría por agua, un 95% para ser exactos. Contiene una cantidad elevada de minerales, vitaminas y oligoelementos. Destacamos el fósforo, potasio, magnesio y calcio. Las vitaminas que predominan son la Vitamina C, B3 y la provitamina A. Consumir esta hortaliza tan rica en nutrientes favorecerá al sistema cardiovascular y controla el colesterol, además es ideal para las personas que estén pensando en perder peso, ya que contiene muy pocas calorías.

Después de conocer las beneficiosas propiedades de esta fantástica hortaliza queremos mostraros la versatilidad que tiene su uso en la cocina con estas dos recetas que no podéis dejar de hacer este otoño.

Crema de calabacín y zanahoria

Esta receta es ideal para servir en los días fríos y como plato para vegetarianos, además solo contiene 292 kcal por ración.

Ingredientes: 3 patatas, 2 calabacines verdes, 2 zanahorias, 100 g de tu queso favorito y 800 ml de agua. Sal, pimienta y aceite de oliva al gusto.

Preparación: pelar y hervir todas las verduras durante 12 minutos menos una patata y un calabacín. Estas últimas se cortan en daditos y se saltean. Cuando esté todo cocido se tritura y se añaden los daditos cocinados aparte. Se añade sal y pimienta al gusto y el queso rallado por encima para gratinarlo durante 5 minutos en el horno.

Chips de calabacín

Este es un snack divertido que triunfará entre tus invitados. Además, se cocina en el horno para que sea mucho más saludable.

Ingredientes: 1 calabacín, aceite de oliva y condimento al gusto.

Preparación: precalentar el horno a 225ºC. Cortes el calabacín en circunferencias finas, como el grosor de una moneda y colócalas en la bandeja del horno sobre un papel especial. Condimenta al gusto añade un poco de aceite y hornea las chips durante 40 minutos. Retíralas y deja enfriar durante al menos 3 horas para que estén extra crujientes.

¿A qué estás esperando para cocina estas recetas? Recuerda la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada. Como proveedores de hortalizas nuestra preocupación es que nuestros consumidores obtengan el producto de la mejor calidad posible.