Actualidad

14
sep

Los alimentos saludables necesitan un suelo sano

SUELO SANO

El suelo es la base principal de un cultivo saludable. Si se conserva de forma correcta, protegeremos el cultivo de las frutas y hortalizas. Un suelo sano debe cumplir con muchos requisitos, tales como el correcto almacenamiento y filtrado del agua, la aportación de nutrientes esenciales a los cultivos o el suministro de oxigeno suficiente para un buen crecimiento.

¿Qué representan los suelos de nuestra región y de los que tanto dependemos para alimentarnos?

En primer lugar, un suelo sano es la clave para producir alimentos saludables, estos albergan una cuarta parte de la biodiversidad del Planeta Tierra, ayudan a evitar el cambio climático y, por último, son un recurso no renovable, por ello hay que explotarlos de forma inteligente y cuidadosa.

En CINATUR nos preocupamos por este valioso recurso, tanto que nuestra producción y distribución de frutas y hortalizas cumple con los requisitos necesarios de respeto y cuidado del medio ambiente. Mantener un suelo sano es nuestra tarea diaria y en nuestro día a día hacemos lo posible para mantener los organismos que nos proporciona, con medidas que ayuden a nuestra agricultura.

Existen distintos tipos de suelo en función de la mezcla de minerales que aporte y que determinan el mejor o peor desarrollo de los cultivos. A continuación, os explicamos la diferencia entre algunos de ellos:

  • Suelo arcilloso: este suelo es complicado para el cultivo, debido a la dificultad de drenaje de agua que posee, pero aporta muchos nutrientes muy beneficiosos para la producción de hortalizas y frutas, pero sobre todo para los árboles frutales.
  • Suelo limoso: son suelos sencillos y que aportan muchos nutrientes. Son más comunes en jardines ya que favorece el drenaje y abonado del mismo.
  • Suelo calcáreo: son suelos pedregosos y de fácil drenaje. Es alcalino y por eso dificulta las primeras cosechas. Este suelo requiere un cuidado extra para equilibrar los nutrientes con fertilizantes y aditivos especiales. Son ideales para la producción de frutas.

Existen una amplia variedad de suelos, cada uno apto para determinados cultivos. Todos coinciden en lo mismo, son un recurso esencial para ofrecen una alimentación saludable. En CINATUR cuidamos nuestros suelos, ya que nuestro cometido es ser proveedores de frutas y hortalizas de calidad.